Jovica Veljovic

Jovica Veljovic

Entrevista con Jovica Veljović

¿Cómo descubrió su pasión por el diseño tipográfico?
Al terminar la carrera, en la que me había dedicado ya intensamente a la tipografía, quise trabajar con Herb Lubalin en Nueva York. Aaron Burns, el visionario, una persona extraordinaria y fundador de ITC, me había invitado una semana a Nueva York. Ed Benguiat preguntó qué escritorio había que liberar para mí. Lubalin ya estaba muy enfermo, pero pude visitarlo en su casa. Para mí, fue un verdadero regalo. Tres semanas después, falleció. Aaron Burns me dijo “Vuelve a Belgrado e intenta diseñar fuentes para ITC desde allí”. En su oficina, vi por primera vez en mi vida, y con gran asombro, un grueso libro de ejemplos de fuentes. La primera semana de mayo de 1981, mi destino cambió en Nueva York y allí se decidió mi vida. Desde entonces, me he dedicado ininterrumpidamente al diseño tipográfico. He tenido la suerte de conocer a personas fabulosas como Henri Friedlaender (conocido tipógrafo de Israel, y diseñador de Hadassah, la fuente hebrea más hermosa), Paul Standard (autor y calígrafo), el genial Dr. Peter Karow (fundador de URW), Aleksandar Dodig, Karlgeorg Hoefer, Werner Schneider, Gudrun y Hermann Zapf. Su libro Über Alphabete me influyó mucho y ha desempeñado un papel fundamental en mi dedicación a la tipografía y la caligrafía. – A decir verdad, yo quería ser pintor.

¿Cuántos tipos de letra ha diseñado hasta la fecha?
En comparación con la cantidad de tiempo que he invertido en el diseño tipográfico, no he publicado muchos tipos de letra. Algunas para ITC, Adobe Systems y Linotype. Soy muy crítico con mi trabajo. Diseño más de lo que conservo. Pero en mi “cajón” me aguardan todavía unas pocas y espero terminarlas.

… Y me siento muy cómodo solo en el mundo de los caracteres‚ en una lucha constante por conseguir lo que siento y lo que quiero …

¿El diseño tipográfico es su ocupación principal o realiza otra tarea?
Ante todo, soy profesor. Doy clases de diseño tipográfico y tipografía en la HAW de Hamburgo. El diseño tipográfico y la caligrafía son mi estilo de vida. Estás solo, disfrutando de la soledad, en una vida turbulenta que nadie ve desde fuera. Y me siento muy cómodo solo en el mundo de los caracteres, en una lucha constante por conseguir lo que siento y lo que quiero. El mundo entero, la vida entera en 26 caracteres.

¿Qué le llevó a diseñar Agmena?
Siempre había querido crear una fuente de texto pura. Una fuente que funcionase tan bien en libros y publicaciones que permitiese a los tipógrafos concentrarse en sus propias tareas, en vez de corregir lo que debería hacer el diseñador. Por eso, me esforcé por optimizar el interletraje (kering) y el espaciado lo más posible.

¿Qué le influyó en el diseño de Agmena?
No lo sé. Mucho y nada. Soy bibliófilo. Me gusta leer y me irrita si la composición del libro no es buena. También he visto muchos libros con tipografía extraordinaria, por ejemplo de Bremer Presse, Doves Press, Mardersteig y Beauclair Bücher. Quería crear una fuente con la que se pudieran hacer esos libros. Es arrogante, lo sé, pero como deseo es totalmente legítimo.

¿Qué técnicas ha empleado para diseñar Agmena?
Empecé con la influencia de las fuentes caligráficas. Ese fue uno de los pilares. En un segundo nivel, empecé a utilizar herramientas de diseño dando prioridad a la funcionalidad, sin perder el toque poético.

Intenté que los caracteres brillasen en el texto‚ sin ser impertinentes‚ con un tono discreto‚ pero a la vez soberano y lleno de personalidad …

¿Cuál fue el primer desafío al que se enfrentó mientras trabajaba en Agmena?
Hay que tener muchos aspectos en cuenta mientras se diseña una fuente de texto. No solo proporciones, relaciones entre trazo o color de los caracteres con espesor de gracia, o relación entre altura central y ascendentes y descendentes, distancia entre caracteres y efecto con márgenes y apertura, etc. Lo más difícil fue crear un ritmo poético en el texto y el conjunto, tal y como yo tenía en mente. Intenté que los caracteres brillasen en el texto, sin ser impertinentes, con un tono discreto, pero a la vez soberano y lleno de personalidad.

Describa el aspecto y la personalidad de Agmena.
Poética, armoniosa, funcional, …

Agmena ofrece muchas opciones‚ en términos lingüísticoss‚ porque incluye caracteres cirílicos y griegos ...

¿Alguna peculiaridad de Agmena que deba destacarse?
La fuente debería funcionar, funcionar tan bien que digan que es una buena herramienta para textos en tamaño de libro entre 9 y 14 puntos y que quieren trabajar con ella en el futuro. Por eso lo hice todo, todo lo que pude. Espero que al usar Agmena esa sea la impresión.
Agmena ofrece muchas opciones, en términos lingüísticos, porque incluye caracteres cirílicos y griegos. Muchas ligaduras, en especial para el griego, pero también caracteres con terminaciones o glifos alternativos, algunos ornamentos y caracteres floreados en cursiva. Evidentemente, las versalitas con cifras a juego también se integran para cualquier aplicación concebible.
Y lo importante para mí fue crear caracteres con un acento propio para idiomas de la antigua Yugoslavia, en cirílico y romano.

… Solo cabe esperar que Agmena se use con un sentido de elegancia y con competencia …

¿Para qué tipo de aplicaciones se presta mejor Agmena? (texto, periódicos, pantalla, titulares, carteles, libros, diseños en pantalla, identidad corporativa, etc.)
Los caracteres de la fuente son los que menos influyen en cómo se usará la fuente. Solo cabe esperar que Agmena se use con un sentido de elegancia y con competencia. Ese es mi deseo y, al mismo tiempo, mi mayor preocupación.

¿Cuáles son las características más peculiares y llamativas de Agmena?
Me cuesta mucho decirlo. Esta fuente soy yo mismo. Y hablar sobre uno mismo nunca es imparcial ni inteligente. Me gustaría que los usuarios de esta fuente pudieran decir: es una herramienta fabulosa y sensata para fijar el idioma.