Ismar David

“Siempre había deseado poder contribuir al avance de la industria de la impresión hebrea. En 1933, cuando las únicas fuentes disponibles para libro eran Frank Rühl y una versión de Meruba, y Miriam y Chayim las únicas comerciales (disponibles en un único peso), se me ocurrió que debería haber una nueva fuente básica, sin las corrupciones de forma que habían marcado el desarrollo tipográfico hebreo en los últimos siglos. Pero este nuevo diseño tenía que ser muy básico para poder usarlo en tres variaciones: fuente para libros, cursiva y trazo uniforme. Cada una de estas tres, comencé a visualizarlas en tres pesos diferentes: ligero, mediano y pesado.”

Desde una perspectiva de diseño, Ismar David aterrizó en el lugar correcto en el momento oportuno. Era un diseñador extraordinario para una situación que ofrecía la extraña oportunidad de redefinir el paisaje tipográfico.

Llegaba fresco tras cuatro años en la Städtische Kunstgewerbe- und Handwerkerschule Berlin (Charlottenburg) y se incorporaba a un entorno vibrante de revival cultural en el Jerusalén de 1932. Este joven de 22 años se vio claramente influenciado por su nuevo entorno. No pudo evitar ver las cosas de una forma novedosa y se convenció de que la familia tipográfica que había concebido debería acercarse a las formas semíticas antiguas y alejarse de los estilos desarrollados en Europa.
Consciente de los requisitos técnicos de la impresión digital, planificó cada letra para encajar en la misma matriz y alinearse sobre la misma línea de base, con el fin de usar las máquinas de fundición en línea que predominaban por aquel entonces.
Al diseñar un esquema para dividir el alfabeto en tres grupos en función del ancho, consiguió una estructura sólida y aún más textura de la que se solía ver en las fuentes hebreas de la época. Probó y refinó su diseño a lo largo de los años, pegando letras en una gran variedad de aplicaciones gráficas comerciales.
Mientras estaba en Nueva York para trabajar en el Pabellón de Palestina para la Feria Mundial de 1939, empezó a negociar con Intertype Corporation, pero la guerra retrasó cualquier decisión. No fue hasta 1951 cuando David firmó el contrato y entregó los diseños definitivos. En 1954, Intertype publicó David Hebrew de 12 puntos, libro y cursiva, en peso ligero. Después, se añadieron otros tamaños en puntos. No obstante, la familia completa con nueve variantes solo apareció una vez, como imagen en un artículo de Moshe Spitzer para la Schocken-Festschrift. Dr. Spitzer seleccionó David Hebrew para A Stray Dog de S. Y. Agnon (Tarshish Books, 1960), la primera vez que se usó la fuente en un libro completo.

Productos relacionados